El bienestar animal es para todos

  • No existen barreras económicas y geográficas para aquellos que estén interesados en proteger los derechos de los animales de producción y, de este modo, conseguir las ventajas que trae consigo el comportamiento ético y compasivo cuando los consumidores pueden comprobar que una empresa o productor hace uso de buenas prácticas.

    En este libro electrónico, mostraremos con todo detalle las verdades que acaban con las principales objeciones que suelen tener los que dudan en empezar o no el proceso de certificación de bienestar animal.

  • MITO: únicamente las propiedades y empresas muy grandes (o muy pequeñas) pueden certificarse.

    VERDAD: se concede la certificación a propiedades y empresas de cualquier tamaño.

  • MITO: la certificación de bienestar animal es cara.

    VERDAD: los costes de obtención del sello Certified Humane están al alcance de prácticamente cualquier presupuesto.

  • MITO: el proceso para conseguir la certificación es arduo y complejo.

    VERDAD: las reglas de bienestar animal son objetivas y nada complicadas.

Hoy por hoy, el sello Certified Humane certifica 202 empresas y 6.000 granjas en Estados Unidos, Canadá, Chile, Perú, Argentina, Uruguay, Austrália y, por supuesto, en Brasil. En este último ya existen productores de leche, aves y huevos que se someten a inspecciones periódicas para poder tener derecho a colocar el sello en sus productos. Hay también productores de huevos certificados por el Instituto Certified Humane Brasil en chile y Perú.